martes, 9 de noviembre de 2010

revelaciones del bajo mundo

                  seguridad reforzada no evito muerte de dos hermanos
dos hermanos fueron asesinados en la tarde de hoy, cuando estaban arreglando una motocicleta en el barrio santa rosa del lima, al centro occidente de medellin.
sucedió minutos antes de las 5:00 pm cuando los familiares estaban en la vía publica de la carrera 86c con calle 49BB Así fue la escena del crimen, en el barrio Santa Rosa de Lima. Foto de Esteban Vanegas.de sorpresa aparecieron unos sujetos y le dispararon ,quitándoles la vida a luís Fernando y rigoberto patinó restrepo.
el primero de 25 años era electricista ; y su hermano de 29 años ,vigilante informal .se desconocen la causa de la agresión.
el barrio santa rosa de lima esta ubicado en la parte baja de la comuna 13, cuya seguridad fue reforzada con cientos de militares y policías desde antier, cuando se produjo una feroz balacera entre combos delincuenciales. sin embargo, los criminales lograron su cometido

                             la matanza que nos regreso al pasado
eso fue como en los tiempos de Pablo escobar ,¡ el que cayó, cayó! me contó el taxista     mientras


Este fue el escenario de la matanza en Envigado, a una cuadra del parque principal del municipio. Foto de Esteban Vanegas.el conductor acababa de pasar por la zona rosa de envigado, tristemente golpeada por una masacre en la madrugada de este viernes. y es que la muerte de las ocho personas, al parecer todas inocentes , nos devolvió a los paisas a aquella época sangrienta del capo del narcotrafico , mencionado por en taxista


El crimen sucedió a las 1:40 a.m., cuando varios establecimientos comerciales se aprestaban a cerrar y culminar la jornada de rumba.  La investigación preliminar señala que de súbito apareció un automóvil blanco. El conductor se bajó y entró corriendo al bar licorera ‘Gurú’.
Al parecer cuatro hombres lo perseguían y en la entrada abrieron fuego con pistolas FiveSeven. Este tipo de armas cortas son de alto poder letal, pues disparan proyectiles de calibre 5.7×28 milímetros, es decir, similares a los de los fusiles.
Los investigadores presumen que adentro había sujetos que respondieron el ataque, no se sabe si protegiendo al perseguido o sus propias vidas (en la inspección técnica también se hallaron vainillas de calibre 9 milímetros, pero no aparecieron las supuestas armas de los que se defendieron).
En todo caso, las personas que quedaron en medio no pudieron escapar. Cuatro murieron en la entrada del local y otras cuatro en hospitales, a dondee llegaron también 12 heridos, entre ellos un par de policías.
El conductor del carro blanco salió ileso y los agresores escaparon, según las primeras versiones, en un taxi y un Renault Clio.
Él era Jasson Gil, la víctima norteamericana de la masacre.
Él era Jasson Gil, la víctima norteamericana de la masacre.
Entre el listado de muertos hay tres mujeres y un ciudadano norteamericano: Carolina Patricia Hernández Galeano, Verónica María Restrepo Estrada, Laura Cristina Álvarez Saldarriaga, Carlos Andrés Montoya Rendón, Bladimir Santa maría Rendón, Juan Sebastián Londoño Ceballos, David Alejandro Restrepo Sánchez y Jasson Ómar Gil Galeano.
Este último nació en Nueva Jersey, de padres colombianos, y estaba en Envigado hace dos meses, haciendo los trámites para obtener la nacionalidadcolombiana. Tenía 29 años y trabajaba para el Estado norteamericano, en una dependencia de salubridad.
En principio, la Policía pensó que él podría haber sido el objetivo de la agresión sicarial, pues fue uno de los primeros en caer. Esta hipótesis fue descartada con el correr de las horas.
Fue tal la brutalidad e impacto social de la matanza, que el propio director de la Policía, general Óscar Naranjo, se trasladó al lugar de los hechos. Y en la tarde, el presidente Avaro Uribe llegó al aeropuerto de Medellín y encabezó un consejo extraordinario de seguridad.
Entre las primeras declaraciones dadas por Naranjo, acosado por los medios de comunicación, afirmó que una patrulla motorizada de dos policías se había enfrentado con los matones, y que por eso habían quedado heridos. Esto fue falso.
La investigación inicial comprobó que los dos patrulleros lesionados estaban departiendo dentro del bar, en su tiempo de descanso, con traje de civil y desarmados. Extrañamente, al parecer nunca llegó la Policía a repeler el ataque, pese a que a una cuadra del establecimiento hay un CAÍ.



                                   víctima de un aparente error de los armados
un técnico electricista de 50 años fue asesinado hoy e medellin ,en un incidente que al parecer fue un error de los sicarios .
el crimen ocurrió a la 1:00 pm en el barrio santa lucia ,un pacifico sector residencial del centro occidente de la ciudad


 
este lugar, fue el lugar de los hechos , en el barrio santa lucia .

cesar augusto cano granados ,padre de tres hijos de 16, 14 y 11 años, acababa de dejar en su casa a dos de sus pequeños . su tía ,una adulta mayor, se dirigía a visitar un familiar enfermo, y el electricista se ofreció a llevarla.
abordaron su automovil y cuando no había recorrido mas de una cuadra , sucedió la tragedia , en la calle 48 con la carrera 92B .los vecinos dicen que escucharon una balacera, pero no se sabe a ciencia cierta entre quienes.
un proyectil, al parecer de revolver ,ingreso por el vidrio frontal del carro y perforo el pecho de cano granados. un comerciante informal que estaba cerca, explico a las autoridades que vio correr a dos muchachos, uno de ellos portando un arma . le oyó decir a uno :¡marica matamos al que no era!
  :¡marica matamos al que no era!
el herido fue llevado a la unidad intermedia de san Javier en un taxi, pero no logro sobrevivir. sus ha llegados lo describieron como una excelente persona , un padre responsable " conocido por todo mundo en el barrio "



Varias personas indicaron que vieron entrar a tres presuntos agresores a un edificio, ubicado a unos diez pasos de donde recibió el tiro la víctima. Los tipos se metieron a un apartamento del tercer piso, mientras que la edificación fue rodeada por la Policía y los criminalistas del CTI.
En este edificio se ocultaron los sospechosos, que no fueron detenidos.
En este edificio se ocultaron los sospechosos, que no fueron detenidos.
En ese momento, se conjugaron dos factores que salpicaron de impunidad e injusticia este incidente. Los uniformados, para poder ingresar al apartamento y detener a los sospechosos, requerían de una orden de allanamiento. De lo contrario sería un procedimiento ilegal y las pruebas encontradas adentro serían inútiles, al igual que las eventuales capturas.
Los criminalistas se comunicaron con el fiscal de Actos Urgentes, pero este se negó a tramitar la orden, salvo si los investigadores conseguían un testigo formal, que declarara con firma y huella haber visto a los sicarios entrando a esa residencia.
A este obstáculo legal (así a muchos no les guste el término), se le sumó la falta de colaboración de los vecinos, justificada por el miedo. Los investigadores comenzaron a buscar ese testigo de forma desesperada, pero la gente se negaba a convertirse en declarante. Todos los datos que se pudieron recopilar, fueron de manera informal.
Pasaron cinco horas y los sospechosos seguían encerrados. Nunca llegó la orden de allanamiento y los criminalistas se tuvieron que ir, para hacer la inspección técnica al cadáver en la Unidad Intermedia. Dos policías se quedaron en una esquina, a ver si los sujetos salían para requisarlos, pero a esas alturas ¿qué armas les iban a encontrar?
Lo único que pudieron hacer fue inmovilizar una motocicleta Yamaha RX-115 de color vinotinto, que estaba parqueada en la acera de acceso y al parecer está relacionada por los hechos.
Formalismos del sistema judicial y la insolidaridad de la comunidad. ¿Quién gana aquí? La delincuencia. ¿Quién pierde

presentado  por : Edgard Daniel Rodriguez























































                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada